Ya de vuelta de vacaciones, hoy os quiero mostrar una de las imágenes que he capturado este verano, la que he titulado como “el viejo y el mar”.

Estaba en el pequeño pueblo de La Almadraba de Monteleva (Cabo de Gata – Almería), el día anterior había presenciado una bonita puesta de sol, pero sin nubes, por lo que no me animé a desenfundar la cámara; en esta ocasión vi que el cielo estaba algo cubierto, cosa que propiciaría un bonito ocaso.

Cogí la compacta (Canon G12) y el iPhone (¿qué sería de una puesta de sol sin colgarlo en Instagram al momento?) y me dirigí a hacia la playa.

Al llegar a primera línea de playa, junto a unas embarcaciones de pescadores, no estaba solo, había un hombre mayor contemplando la caída del sol. Me sorprendió lo que me dijo cuando llegué a su lado: “hoy está muy feo… hay días más bonitos!”. ¿Más bonitos aún? me parecía imposible… pero luego añadió que él iba cada día con su silla (de hecho era un “taca-taca” con silla) a contemplar la puesta de sol… con la edad que tenía imaginé que habrá tenido tiempo de ver infinidad de puestas de sol, por lo que seguro que habría alguna de ellas más bonita aún.

Realicé varias fotografías, pero hoy sólo os voy a mostrar dos, las que reflejan “el viejo y el mar”. Ese hombre mayor con aires de pescador jubilado me recordó al protagonista de la conocida obra de Hemingway, de ahí ese título.

El viejo y el marCanon G11 – 1/60 seg. f/4,5 ISO 200 – Editada con Lightroom

El viejo y el mariPhone 5 – 1/120 seg. f/2,4 ISO 100 – Editada con Snapseed + Filtro Hefe de Instagram

Pin It on Pinterest