Siguiendo mi viaje por Tailandia, después de la visita al Gran Palacio de Bangkok, nos dirigimos hacia otro templo que está justo al lado, el Wat Pho.

GCM_Wat_Pho_013

Con mucha menos atracción turística que el Gran Palacio, este templo destaca por el Buda reclinado más grande, la mayor colección de budas en Tailandia y el centro de educación pública más antiguo del país.

El impresionante Buda reclinado, de 46 metros de longitud y 15 metros de altura, representa su paso al nirvana (o sea, la muerte de Buda). La imagen es de ladrillo recubierto de escayola y pan de oro. Los pies tienen incrustaciones de madreperla que ilustran 108 características de Buda.

GCM_Wat_Pho_012

Las imágenes de Buda expuestas en los otros cuatro santuarios también merecen visitarse.

GCM_Wat_Pho_008

GCM_Wat_Pho_007

Las galerías que se extienden entre los cuatro santuarios muestran 394 imágenes más. Los restos de Rama I (Rey de Siam – Tailàndia – desde 1782 a 1809) reposan en la base del Buda que preside el bòht (santuario central).

GCM_Wat_Pho_001

GCM_Wat_Pho_002

El Wat Pho también es el centro nacional para la enseñanza y la preservación de la medicina tailandesa tradicional, que incluye el masaje tailandés, de acuerdo a una ley promulgada por Rama III cuando su práctica estaba a punto de desaparecer. La famosa escuela de masaje del templo posee dos pabellones dentro del recinto y salas adicionales en dependencias exteriores. En el recinto todavía pueden apreciarse las técnicas de yoga y masaje grabadas en piedra y que antiguamente servían de referencia visual.

Los laberínticos jardines del templo abarcan un total de 8 hectáreas.

GCM_Wat_Pho_005

Al terminar la visita al Wat Pho nos encontraremos con todas las tiendecitas de souvenirs, aunque a veces costará que el tendero nos haga algo de caso, especialmente si lo encontramos, como es habitual en muchas tiendas de Tailandia, en su momento de descanso…

GCM_Wat_Pho_014

Próximo destino a la playa! Si, dejaremos atrás las lluvias!

Pin It on Pinterest