La semana pasada os contaba mi experiencia buceando en Cap de Creus (Girona) y lo ilustraba con fotografías realizadas con una Canon PowerShot D30; en esta ocasión cambié la cámara por una Olympus Stylus Tough TG-850 mientras estuve nadando junto a una medusa.

Aprovechando las diferentes cámaras que me prestaron para realizar un artículo para Naturpixel, en esta ocasión hacía esnórquel acompañado de una Olympus Stylus Tough TG-850, el lugar era próximo a Cap de Creus, concretamente en la punta de s’Alqueria:

Mientras realizaba algunas capturas probando la cámara, oí a unos niños gritar en francés: “une méduse, une méduse!”. Ellos salían del agua para subirse a unas rocas próximas, yo no me lo pensé y me acerqué nadando a toda prisa para poder hacer algunas fotografías a la medusa. Por aquella zona ya había visto medusas en otras ocasiones, pero normalmente son muy pequeñas (5 cm de ancho), pero esta las superaba, tenía unos 20 cm de ancho:

Guillem Calatrava ©

Guillem Calatrava ©

Guillem Calatrava ©

Y ya que estaba en el agua con la Olympus Stylus Tough TG-850, no me pude reprimir a usar su pantalla inclinable para hacerme un selfie (aunque no me atreví a posar junto a la medusa…):

Guillem Calatrava ©

Pin It on Pinterest