Hace unos días que los amigos de Quesabesde anunciaron la pronta aparición de la aplicación para iPhone que prometía que era capaz de guardar el archivo RAW de las fotografías tomadas con el iPhone.

Como dicen en su artículo «Según acaba de aclarar el propio creador a este medio, no se tratará de un archivo RAW convencional, sino de una suerte de TIFF con metadatos incrustados y que, en cualquier caso, es capaz de ofrecer la información obtenida del sensor del iPhone sin alterarla ni comprimirla, si bien éste ya aplica por defecto cierto procesamiento. […] el autor de la aplicación insiste en destacar que estas fotografías sin comprimir son un punto de partida mucho mejor para la edición que los JPEG que ofrece de serie el iPhone.»

Pues bien, hoy ha sido publicada la aplicación en la Itunes Store, así que sin pensarlo demasiado la he comprado.

Después de jugar con las posibilidades de la cámara, por cierto muy interesantes, he recurrido al manual de la aplicación para localizar como obtener mis fotografías en formato RAW (si, no lo encontraba).

He realizado varias pruebas, os dejaré solo con 1 de ellas (los resultados eran los mismos).

Por un lado he capturado la fotografía con la aplicación estándar de la cámara del iPhone, y luego el mismo encuadre (vale, me he movido un poco, pero es parecido) con la app 645 Pro y obteniendo el TIFF (por cierto, he tenido que volver a mirar el manual para saber como copiar el TiFF del iPhone al ordenador). Si os queréis descargar los archivos originales, aquí os los dejo [zip 8,4Mb].

He pasado los archivos a Lightroom 4 (por cierto! el próximo 19 de mayo de 2012 realizamos un curso de Lightroom). En esta primera imagen podéis ver el JPG original sin ningún ajuste:

Aquí el TIFF sin ningún ajuste:

A continuación he corregido al máximo tanto las sombras como luces altas, con la intención de ver hasta qué punto se podía recuperar la imagen y como se comportaban ambos archivos.

Primero os dejo una ampliación del JPG.

Altas luces:

Sombras:

Y lo mismo del TiFF.

Altas luces:

Sombras:

Bueno, ya habéis visto las fotografías realizadas… Encontráis alguna diferencia entre el TiFF y el JPG?

La verdad que yo las veo exactamente igual…

Si comparamos los archivos JPG que realiza la propia aplicación 645 Pro con el TIFF, si que vamos a encontrar muchas diferencias, pero ese JPG no es el «nativo» sino que viene aplicado ya por unos ajustes (grano, saturación, contraste…) que realiza la propia APP. La gracia de la APP era obtener un TIFF con mayores prestaciones de edición, no? Pues nada…

En resumen, me siento engañado… Si tenéis intención de adquirir la aplicación por «lo del RAW», ya os lo podéis quitar de la cabeza, no merece la pena. (y eso sin mencionar la lentitud de la app, que aumenta todavía más cuando se activa dicha opción…)

[NOTA: pruebas realizadas con iPhone 4, quizás con iPhone 4s sea diferente…]

Pin It on Pinterest