Lo he dicho mil veces, me encanta impartir el curso de fotografía en el Montseny, hay muchas razones: la tranquilidad, el entorno, el buen rollo con todos los fotógrafos que nos encontramos a lo largo del camino…

De las dos veces al año que impartimos el curso, sin lugar a dudas el curso de otoño es el mejor; supongo que me gusta tanto porque me encanta esta época del año, en la que dejamos atrás la calor y se acerca el frío que tanto me gusta. Fotografiar el otoño en el Montseny tiene un encanto especial, más que palabras os dejaré con imágenes tomadas durante el curso del pasado fin de semana:

Pin It on Pinterest